viernes, 31 de mayo de 2013

Austericidio


amecopress.com

Cuando veo las manifestaciones de protesta por los crecientes recortes no puedo evitar una sensación ambivalente.

Por una parte pienso que quienes protestan tienen evidentes razones para estar disgustados, hartos de políticos y de un sistema que los condena al creciente descenso de su nivel de vida.

Sin embargo, por otra parte sé que el crecimiento económico no puede volver, pues no hay recursos físicos ni, sobre todo, energéticos para mantenerlo, lo que hace inevitable una política de minoración de nuestra renta disponible (la que estamos experimentando) a fin de convertir en realidad lo que no es sino una necesidad, para adaptarnos a un mundo en el que vamos a tener que consumir menos bienes y servicios, sencillamente porque no estarán disponibles.

Cuando quienes nos gobiernan dicen que no hay otra que ser austeros, y aquí seré “mosca en leche”, nos están diciendo una cruda verdad. Cuando añaden que hemos de serlo “para crecer en el futuro” (esto es para volver a vivir como antes) es cuando nos están mintiendo.

En este sentido las protestas están justificadas, pero no por los motivos que tienen interiorizados muchos de quienes protestan. No podemos manifestarnos para volver a crecer y seguir obteniendo unas migajas de la tarta de riqueza social, no porque ésta se reparta justamente, sino porque nos dan de lo que sobra. Tenemos que protestar para que el decrecimiento se distribuya de forma adecuada, afectando más a los que más tienen (cosa que veo harto difícil dado el enorme poder de distorsión que tienen del discurso público).

Pero sobre todo hemos de manifestarnos para que nos digan la verdad, para que nos cuenten las verdaderas razones de esta crisis, que sólo se explican en páginas web minoritarias. Si todos entendemos lo que ocurre, es posible que podamos dar mejores soluciones a los problemas que nos esperan. Aunque esto también lo veo muy difícil, porque la verdad es liberadora, y quienes tienen la sartén por el mango nos quieren esclavos, y por tanto ignorantes.

Saludos,

Calícrates

1 comentario:

  1. Excelente análisis. Coincido contigo, ya que las manifestaciones me producen la misma sensación.

    Enhorabuena por el blog.

    VMDC
    O3zono.blogspot.com.es

    ResponderEliminar